18.4 C
Lomas de Zamora
martes, noviembre 30, 2021
Inicio Opinión "La Cancillería, un lugar estratégico para el desarrollo del país"

“La Cancillería, un lugar estratégico para el desarrollo del país”

La política internacional ha sido y es para el conjunto de las Naciones, una forma de aunar esfuerzos entre los países que ideológicamente pensaban de una o de otra manera, países que no se sentían representados por los bloques existentes, grupos de países que se juntaban para hacerse oír, países que se reunían para crear un mercado común, entre otras cosas.

Por: Fabio Abraham*

También los partidos políticos adherían, de acuerdo a su línea de pensamiento a grupos internacionales como la internacional socialista o los social cristianos para intercambiar posiciones y en caso de llegar a sus respectivos gobiernos llevar adelante políticas acorde a la línea de pensamiento de esos grupos, fomentar la cooperación y apoyarse en negociaciones, reclamos territoriales, o inclusive en organismos financieros.

Argentina, desde el inicio de la democracia en 1983 solo el gobierno de Raúl Alfonsín tuvo una política de relaciones internacionales independiente.

Fue el grupo de apoyo a Contadora, después llamado grupo de los ocho para resolver los conflictos de centro América, también el grupo de los Seis para pedir el fin de los ensayos nucleares, fue el liderazgo de Argentina para la recuperación de las democracias latinoamericana, la militancia en los países NO alineados, ni con la OTAN ni con el Pacto de Varsovia. Pero como si fuera poco fue el presidente que en los jardines de la Casa Blanca le planteó a Ronald Reagan el respeto por la autodeterminación de los pueblos.

Podríamos enumerar muchas cosas más pero para simplificar, la voz de Argentina era escuchada y respetada en todos los órganos internacionales, siempre en defensa de lo Nacional y del intereses del pueblo argentino.

Desde el 1989 en adelante vinieron los alineamientos automáticos, desde las relaciones carnales con EEUU, hasta la dependencia exclusiva con China pasando por la subordinación a ciertos dictadores populistas sudamericanos.

Prácticamente se cedieron detrás de estos alineamientos la representación de nuestro país, siempre argumentando beneficios económicos que en realidad lo son pero justamente no para el pueblo argentino sino para quien nos alinea detrás de esas Naciones.

Cuando se aprobó el 20/3/20 el aislamiento preventivo, propusimos la creación de un grupo con los países afectados por la pandemia y ante la emisión de dólares de EEUU, hacer una negociación conjunta para intentar un tipo plan Marshall para que la emisión de pesos sea con respaldo.

Claro que el gobierno hizo lo que sabe, emitir sin respaldo y hoy sufrimos la consecuencia: la inflación.

¿Podrá algún gobierno Argentino diferenciar Naciones de Gobiernos?

¿Ver en Brasil un socio estratégico a largo plazo gobierne Lula o Bolsonaro?

¿Podremos relanzar y ampliar el Mercosur para negociar con mayor fuerza con el Norte, Europa y Asia?

Para adelante hay mucho que hacer y la Argentina tendría que tener la iniciativa. Pronto el mundo va a llegar a los 8500 millones se habitantes, la FAO dice que para el 2050 hace falta 70% más de alimento, cómo vamos a encarar esto sin desforestar más, que reglamentación internacional vamos a tener con respecto a los agro tóxicos, cómo resolvemos la disputa en el agro espacio/cultivo intensivo, la desertificación de África meridional y África subsahariana hace que sólo el 40% podría ser cultivable, quedando en América el principal proveedor de alimentos del mundo.

Cómo se puede equilibrar y acordar con las Naciones desarrolladas, inversiones a largo plazo para producir alimentos sin dañar los ecosistemas y no seguir favoreciendo el calentamiento mundial.

Así como la OPEP nuclea a los grandes productores de petróleo, pensar en agrupar a los países productores de materia prima, para negociar mejores precios o tasas que permitan inversiones para contrarrestar las deforestación y contaminaciones.

Una Hectárea Argentina que le da de comer promedio agro/carne a 3 persona por año en varios lugares del mundo quien hace ese trabajo no llega a recibir de forma neta 400 dólares por hectárea aunque podríamos decir que al país ingresan un promedio de 1000 dólares.

El país comprador por menos de 300 dólares alimenta a una persona todo el año.

Hay cantidad de temas donde Argentina tendría que liderar no sólo en opinión sino en políticas activas para el desarrollo de la industria alimentaria.

Los partidos políticos que pertenecen o adhieren a grupos internacionales tendrían que interpelar a los mismos para el debate de estos problemas, pero fundamentalmente tener claro que política internacional vamos a llevar adelante.

Hay cuestiones básicas que se tendrían que discutir como las políticas migratorias que hoy Europa no sabe como manejarlo, la guerra en Siria o la violación a los derechos humanos principalmente de las mujeres en Afganistán, el peligroso ascenso de grupos racistas violentos que representan una vergüenza más en nuestro conflictivo mundo, entre otras cosas.

La mundialización a la que se avanza con el apoyo tecnológico, requiere de repensar estrategias de comunicación y de producción, en el marco de protección del Planeta, se requiere de una política internacional que previo consenso, nos afirme y nos integre como estado Nación.

Desde el 1989 los alineamientos solo nos trajeron aislamiento, tengamos criterio, defendamos lo nuestro y que Argentina vuelva a ser respetado como su pueblo se merece.

Quizás más vigente que nunca aquella frase que Hipólito Yrigoyen pronunciara al inaugurar la línea telefónica con los EEUU “Los hombres deben ser sagrados para los hombres y los pueblos para los pueblos”

*el autor es exsecretario de Gobierno del Municipio de Lomas de Zamora, exconcejal lomense y dirigente del radicalismo 

2 Comentarios

  1. Creo que nuestro país carece realmente de una buena política exterior. Carece de una buena diplomacia. Porque como dice. Fabio. Nos alineamos con los países de turno. Además pienso que en los cargos para ejercer una política sensata y que nos favorezca ,deben ocuparr esos cargos ,gente idónea , q estudio para eso y no un personaje puesto a dedo por cuestiones políticas. Por favores o conveniencias ,que terminan dejando mal parado al país ,o en el mejor de los casos , no hacen nada. Ya bastante mal nos hace quedar nuestro dilecto presidente ,como para que los “pseudiplomaticos ” sumen más errores.

  2. La errática política exterior de nuestro país es el reflejo del gobierno que predominó después de 1989, cuando destituyen el Partido Justicialista, en sus diversas versiones, asalta el poder.
    La solución es consolidar una democracia real, con alternancia de poder real.

En Data Conurbano nos interesa tu opinión

Deje su comentario aquí
Ingrese su nombre

Lo más leído