7.5 C
Lomas de Zamora
sábado, julio 2, 2022
Inicio Municipios La lamentable postal de bancos atestados de jubilados en plena pandemia

La lamentable postal de bancos atestados de jubilados en plena pandemia

Desde temprano, inclusive desde anoche, miles de personas encararon la penosa tarea de hacer fila en el banco para cobrar su haber. Luego, con la apertura de la atención bancaria, toda una contradicción en las imágenes de miles de abuelos atestados para poder cobrar. Lo peor para el principal grupo de riesgo. El duro testimonio de un empleado bancario.

Esta mañana, centro de Morón.

A estas horas, siguen atestados de gente los bancos no solo de la Región, sino de gran parte del país, en un día «cuello de botella» según Sergio Pallazo gremialista de los bancarios: «Nos pidieron que abramos hoy y lo hicimos, pero estamos tirando por la borda un aislamiento de 10 o 15 días».

Sucedió que en el día de reapertura de los bancos, luego de varias jornadas de cierre por el aislamiento preventivo obligatorio dispuesto por el gobierno a causa del coronavirus, fueron a hacerse de efectivo los beneficiarios de planes sociales y abuelos, a quienes les correspondía cobrar sus haberes, pero también concurrieron quienes no cuentan con sus tarjetas o no pueden usarlas por algún motivo.

Esta situación desnudó una falta de conciencia sobre la peligrosidad de contagio de covid-19, donde para muchos parece ser que las imágenes que llegan de Europa «son lejanas».

En este sentido, Diego, empleado bancario de la Región, expresó su experiencia en redes sociales: «A la gente el chupa un huevo y a toda costa se te acerca y te quieren hablar, te tosen en la cara, se te meten por el costado, les decís y se enojan».

«Hay que cuidar a los jubilados y digo, ¿dónde están sus hijos y nietos para cuidarlos? Mis compañeros de caja les pagan y algunos se escupen las manos. Si, se escupen las manos y cuentan el dinero y luego piden cambio al cajero. ¿Esto está bien o solo se le perdona porque es un jubilado? Señores aceptemos que les chupa todo un huevo y que a nadie le importa nada», despotricó Diego.

En numerosas escenas tanto de Echeverría como de Brown y Varela se vieron efectivos de seguridad buscando que la gente no se amontone y que guarde distancia uno del otro, pero en muchos casos, no sirvió. Lo que sí se dejo ver fueron operativos municipales donde personal de salud se encargó de aplicar vacunas antigripales a los adultos mayores en torno a las entidades bancarias.

Datos

  • Se calcula que hay unos 2 millones de mayores de 65 bajo la línea de pobreza; el haber mínimo no llega a 16.000 pesos; y si abrieran todas las sucursales bancarias de todo el país, hay una cada 5.200 jubilados.
  • 6 millones son los jubilados que cobran sus haberes con el ANSeS. Sumando las pensiones y la Asignación Universal por Hijo -entre otros subsidios-, ANSeS asiste a unas 18 millones de personas.
  • 3 millones son los jubilados que cobran la jubilación mínima, cerca del 50% del total.
  • $ 15.892 es el monto al que subió la jubilación mínima con el aumento decretado para marzo: comprendió $ 1.500 fijos para todos, más un 2,3% sobre el haber.
  • 1,5 millón son los mayores de 65 años que cobran pensiones no contributivas, que equivalen al 70% del haber mínimo: unos $ 11.100. Más 110.000 beneficiarios de la Pensión Universal para Adulto Mayor (PUAM), que equivale a 80% de la mínima ($ 12.700) y la cobran los mayores de 65 que no pudieron jubilarse.
  • $ 3.000 fue la ayuda extra que decidió el Gobierno, como medida paliativa en el arranque de la pandemia. También postergó el pago de las cuotas de los créditos que los jubilados sacaron en ANSeS: prorrogó los pagos de enero, febrero, marzo, abril y mayo.
  • $ 40.000 es lo que ronda la «canasta para un jubilado», según los cálculos del defensor de la tercera edad, Eugenio Semino.
  • 11,3% es el porcentaje de mayores de 65 años que está bajo la línea de pobreza, según la información que dio el Indec esta semana.
  • 4.600 son las sucursales bancarias que hay en el país, de acuerdo a los registros del Central: una cada 5.200 jubilados que cobran de ANSeS. Según informa Clarín, «si se produce un embudo como este viernes, no hay infraestructura que aguante».
  • 11 millones son los anotados que había hasta el martes, día en que cerraba el plazo original de inscripción, para cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia, un bono de $ 10.000 para desocupados, trabajadores informales o de categorías más bajas, como los monotributistas A y B.

En Data Conurbano nos interesa tu opinión

Deje su comentario aquí
Ingrese su nombre

Lo más leído

Escribir
* Data Denuncia *
Mensajeanos!