25.3 C
Lomas de Zamora
sábado, marzo 2, 2024
InicioEducaciónEgresada de la UNLa ganó el segundo premio del concurso de ensayo...

Egresada de la UNLa ganó el segundo premio del concurso de ensayo sobre los 40 años de democracia, organizado por el Congreso de la Nación

Se trata de Valeria Braido, Licenciada en Educación e integrante del Centro de Estudios de Integración Latinoamericana Manuel Ugarte de la UNLa. Fue premiada por su trabajo titulado “El desafío geocultural en la implementación de la educación ambiental integral y la revitalización del sentido de lo público en la democracia actual”.

En conmemoración de las cuatro décadas ininterrumpidas de vida democrática en Argentina, la Dirección General de Cultura del Senado y la Dirección General y Museo de la Cámara de Diputados, han anunciado a los ganadores del Concurso de Ensayo Histórico 2023, bajo el tema “40 años de Democracia argentina: logros y desafíos de nuestra historia reciente”.

Valeria Braido, egresada de la Licenciatura en Educación de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa), ganó el segundo premio en reconocimiento por su trabajo titulado “El desafío geocultural en la implementación de la educación ambiental integral y la revitalización del sentido de lo público en la democracia actual”.

La egresada de la UNLa confesó que si bien estaba en su “imaginario” y “lo soñaba”, el galardón la tomó por sorpresa y, que “más que sentirlo como un premio”, lo recibió como “una caricia por tanto tiempo de militancia y de trabajar acerca de la democracia y sus instituciones” y por su tarea constante de “visibilización de los lazos comunitarios”.
La marca del pensamiento de Rodolfo Kusch

Integrante del grupo de estudios Rodolfo Kusch del Centro de Estudios de Integración Latinoamericana Manuel Ugarte de la UNLa, Braido reflexionó sobre la democracia, desde su regreso en 1983, evolucionó o involucionó o “si se trata de una construcción constante y en ese sentido la tensión es parte de esa construcción simbólica”, según explicó.

En segundo lugar, en su trabajo reflexionó sobre la palabra “geocultura” (la cual utilizó al encabezado del ensayo). Se trata de una categoría de Rodolfo Kusch (filósofo, antropólogo y dramaturgo argentino que dedicó su vida a investigar y a difundir los valores del pensamiento popular e indígena americano), quien ha reflexionado sobre este término durante toda su obra, pero específicamente en un libro que se llama “Geocultura del hombre americano”.

Kusch consideraba que a la cultura no había que pensarla como una actividad intelectual o artística que suele darse en las ciudades, sino como una unidad conformada entre la geografía, el hábitat y el pensamiento. Su idea de geocultura sostiene el sentido de pertenencia a un lugar -tanto territorial, como del pensamiento-, con los individuos que lo habitan, y se vincula con las distintas relaciones fundantes, como las relaciones con lo sagrado, con otras comunidades, con su hábitat y consigo mismo.

En tanto, la otra instancia del trabajo (y relacionada con lo anterior) tiene que ver con el tema ambiental, que –según Braido- es un asunto de la agenda pública que “no llega a un a permear en las agendas de Estado, sino tal vez más que en los ámbitos educativos”.
Justamente en ese punto se da una dualidad descripta por Kusch que existe en nuestras sociedades actuales hispanoamericanas -y que se contrapone con las cosmovisiones de nuestros pueblos originarios-, donde se separa la naturaleza o el ambiente de la humanidad, algo propio del eurocentrismo y su “racionalismo”.

Valeria Braido, Licenciada en Educación e integrante del Centro de Estudios de Integración Latinoamericana Manuel Ugarte de la UNLa.

“Ahí me pregunto cómo poder desactivar esa cuestión que tiene que ver también con la colonización pedagógica, que es la que hemos utilizado durante cientos de años. Entonces Parece solo una operación analítica, pero en realidad es totalmente existencialista: en donde, si separo la naturaleza de lo humano, el capitalismo puede avanzar sobre esa naturaleza porque es un objeto externo al hombre y puede ser explotada mediante una acción extractivista, sin pensar en las consecuencias que eso luego produce sobre la misma humanidad”, amplió Braido al respecto.

Las intersecciones entre el pensamiento de Kusch y el Papa Francisco
En relación a las herramientas adquirió como integrante del centro Ugarte de la UNLa y pudo volcar a su investigación, Braido destacó “la forma americanista o latinoamericanista de pensar nuestra realidad en general, y sobre todo lo ambiental que es el tema que a mí me interesa”.

También destacó que trabajó en algunos aspectos desde el texto “Laudato Sí” del Papa Francisco. “Se pudieron pudimos generar algunas intersecciones entre el pensamiento de Francisco y el de Kusch. De hecho, el Papa lo menciona en varias de sus entrevistas”.
Por último, mencionó que está enfocada en seguir trabajando en su aporte para que haya una implementación de la educación ambiental Integral en todos los niveles educativos.

“Digamos que los gobiernos latinoamericanos tienen esa deuda pendiente con la democracia, y es un poco de lo que yo hablo en el trabajo: la ‘justiciabilidad’ de los derechos ambientales. Seguir trabajando con eso, que va a ser mi tema de tesis para finalizar la maestría de Gobierno y Políticas Públicas que estoy cursando también la UNLa”, concluyó.

En Data Conurbano nos interesa tu opinión

Deje su comentario aquí
Ingrese su nombre

Lo más leído

Escribir
* Data Denuncia *
Mensajeanos!