26.5 C
Lomas de Zamora
viernes, enero 27, 2023
Inicio Opinión A través de una emotiva carta, papá que perdió a su hijo...

A través de una emotiva carta, papá que perdió a su hijo pide que permitan abrir los cementerios

Se trata de un pedido que hizo Mauro Stefanizzi, referente de la Asociación de Electrodependientes quien en marzo pasado perdió a Joaquín (6), su hijo, emblema de la lucha por los derechos de quienes necesitan de la electricidad para poder vivir. Pide la reapertura de los camposantos que se mantienen protocolarmente cerrados por la pandemia de Covid-19.

Un padre dolorido que hizo suya la lucha por los derechos de miles quienes, como su hijo, necesitaron de la electricidad para aferrarse a la vida y hoy, a cuatro meses de su muerte, pide que se abran los cementerios y se les permita acceder a los lugares a quienes no pudieron despedir ni acompañar a sus seres queridos hasta la última morada.

Se trata de Mauro Stefanizzi de Lomas de Zamora, referente de la Asociación de Electro Dependientes, papá de Joaquín de 6 años, niño que nació prematuro y que, como tantos otros, necesitó de la energía eléctrica para prolongar su delicada vida. Murió el 15 de marzo después de batallar y ser un emblema de la Ley Nacional 27.351 (Electrodependientes), al comienzo de la pandemia de Covid-19.

Hoy Mauro pide que se abran los cementerios y se le permita -tanto a él como a otros- llegar hasta donde está Joaco.

“Desde que perdimos físicamente a nuestro hijo no pudimos ir al cementerio. En lo personal, siempre respeté el dolor de quienes perdían un ser querido, pero nunca compartí ni comprendí ‘esa necesidad de ir a un cementerio’”, relató el papá de Mauro en una emotiva carta publicada en redes sociales.

“Siempre mantuve la postura de que allí, bajo tierra, solo se encontraban los restos, y que la persona estaba en la memoria y en el corazón de cada uno de nosotros, que pretendemos mantenerlo con vida. Joaquín no está allí, en un cementerio. Está en cada rincón de la casa que nos hace recordarlo”, escribió Mauro.

“Pero cuando el dolor es tan grande, tan profundo, uno siente la necesidad de ir a algún lado. A verlo, a llorarlo, a hablar con él. Aunque suene a locura. Y en ese sentido, yo, que nunca entendí el motivo de ir a un cementerio, siento la necesidad de ir, junto a Maira. Y quizás puedan no estar de acuerdo, o no comprenderlo. Lo que no pueden, es no respetarlo. Ir. No sé a qué, pero ir. A decorar el lugar donde descansan sus restos, quizás. Como un acto más de amor, de dedicación. A colocarle una placa con su nombre. A pensar en tranquilidad, en paz, a reflexionar. A conectarnos. No es un lugar nada lindo, claro está claro (sobre todo, tras el abandono que sufrió luego de un cambio cultural) pero es necesario. Al menos, para nosotros.”

“Jamás creí que iba a estar escribiendo sobre este tema, y lo hago con un nudo en el estómago. Porque me implica conectarme con mis sentimientos más profundos, esos que tengo ahí, en el sótano, y que no me quiero encontrar. ¿Quién puede pensar, que, en algún momento, se encontraría pidiendo que abran los cementerios? Mucho menos, para ‘ir a visitar’ a un hijo. Es incluso, en contra de la naturaleza. Bueno, yo tampoco. Jamás lo creí. Pese a los peores diagnósticos médicos, jamás lo creí. Y eso, nos ayudó a transitar el día a día. El hecho de no pensar en esas cosas. Pero el momento llegó”, argumentó y agregó que en el marco de la pandemia mundial “debemos cuidarnos” y que “la cuarentena se extendió, y nos pareció (y parece) una medida acertada”.

“Es un lugar muy extenso. Sus nichos con pintura resquebrajadas, verdín, sus tumbas sin flores, y sus veredas rotas, evidencia que mucha gente ya no concurre a los mismos. ¿amontonamiento? ¿En los cementerios? Y no es lo único que me pregunto, también se me abren otros interrogantes, a medida que avanzo con la escritura: ¿Quién podría pedir que lo abran? ¿Quién querrá ponerse en el lugar de un papá, o de una mamá, que perdió un hijo? Y no lo digo por falta de sensibilidad, lo digo porque nadie quisiera verse reflejado en esta situación. Ni pensar, por un minuto, en que podría estarlo. Y así jamás nos entenderían”, señaló.

Es en esta forma que Stefanizzi apeló a que su texto “pueda llegar a las autoridades que correspondan, y de una vez, ‘abran los cementerios’ por favor”.

“Por más que sea un tema incómodo, tabú, o raro, tiene que ver con la salud mental. Esa salud mental que les interesó para habilitar caminatas, paseos, y deportes al aire libre. Con esa misma lógica, abran los cementerios, por favor. Por último, entiendo que hay gente sin poder ir a trabajar, sin poder ganarse el mango. Sin hacer una changa. Sin poder llevarle un plato de comida a su familia. Pero permítanme ser egoísta en ese sentido, y pedir por los cementerios. Porque estoy convencido de que, de ninguna manera, permitirá una mayor circulación del virus, tomando las medidas necesarias . Les aseguro, que no será un lugar donde querrán ir todos juntos a amontonarse.”

6 Comentarios

  1. Apoyo totalmente !!!
    Por favor escuchen este ruego !!! Yo pido abran las puertas de la Iglesia, alli enconteare consuelo.Gracias

  2. Mi apoyo es total.. Los entiendo demaciado, solo los que pasamos x situaciones así sabemos que es lo que se siente ir a un cementerio a ver un ser querido. Abran los cementerios!

  3. Lo acompaño, en su sentimiento. Se lo que está sintiendo, en estos momentos. Necesito visitar a mis difuntos, más antes de pasar por ese terrible y doloroso momento, nuevamente de levantar, ahora en agosto los restos de mi querida madre. Abran los cementerios!!!

  4. Yo tengo mi hijo tambien ahi en tierra y esta cuarentena me esta matando no poder llevarle una flor ver su tumba abandonadapsicologicamente me esta deprimiendo

  5. Yo entiendo su dolor y su necesidad d ir al cementerio, xq al iwual q él,yo tambien hace kasi 4 meses q perdi a mi hijo. Asiq tambien pido lo mismo. Q abran el cementerio xfavor…

En Data Conurbano nos interesa tu opinión

Deje su comentario aquí
Ingrese su nombre

Lo más leído

Escribir
* Data Denuncia *
Mensajeanos!