12.9 C
Lomas de Zamora
martes, julio 16, 2024
InicioHistoriaLos peces que donó Sarmiento a La Delicia de Adrogué

Los peces que donó Sarmiento a La Delicia de Adrogué

Domingo Faustino Sarmiento supo tener estadías en Adrogué y el hecho dejó una nota insólita que merece recordarse. Por: Federico Gastón Guerra.

El hotel fue la residencia de Esteban Adrogué a fines de 1871 (en la hoy esquina de la avenida Espora y Esteban Adrogué) que en 1873 fue convertida en el famoso hotel “La Delicia” (no “Las Delicias”). Este nombre se debe a que un amigo de Adrogué, Ochoa, quien visitó el paraje exclamó: “Esto es la delicia”. Por eso, el lugar de descanso pasó a tener ese nombre.

«En 1873, cuando Domingo Faustino Sarmiento, entonces Presidente, visitó el hotel, fue tal la admiración que le produjo el estanque de agua de La Delicia que inmediatamente dispuso efectivizar la donación de unos cuantos ejemplares de peces de cultivo al dueño, Esteban Adrogué.», se lee en la nota “Aquellos veranos del poder” de la revista Viva.

La anécdota del ex presidente concluye al decirse que «El Presidente envió una variedad proveniente de arroyos y lagos de Norteamérica: los peces carpa, especialmente apreciados por los gourmet, fueron saboreados en La Delicia por muchos políticos y dirigentes de época».

“El hotel La Delicia, en Adrogué, ocupa un capítulo dorado. El político Carlos Pellegrini era uno de sus asiduos concurrentes veraniegos e, incluso llegó a festejar allí sus bodas de plata con Carolina Lagos, ofreciendo un apoteósico baile en el verano de 1896”, agrega el artículo.

Además, y entre tantos otros, Manuel Quintana, los escritores Belisario Roldan, Miguel Cané, Roberto J. Payró, Jorge Luis Borges, y los pintores Ernesto de la Carcova e incluso el primer equipo de Boca Juniors en los años 40, supieron gozar de las instalaciones de la residencia.

Espejos infinitos
De la tertulia social la nota pasa al episodio político: “Allí durante su veraneo de 1898, protagonizó un episodio con el periodista Julio Piquet quien lo recopiló en el artículo un reportaje frustrado . Contaba Piquet ‘sólo una vez hablé con el Dr. Carlos Pellegrini fue en el Hotel La Delicia (…) hice levantar de la cama al ilustre estadista a las 11 de la noche para preguntarle si era cierto que había vuelto sobre sus declaraciones repetidas de que no quería ser candidato a la presidencia’”.

Tal la fama de aquel lugar de descanso que incluso la calle que hoy se llama Esteban Adrogué fue conocida durante años como «La Delicia»: iba desde la estación hasta el hotel.

Esta calle pasó a llevar el nombre del creador del partido de Almirante Brown hacia 1893.

«En cualquier parte del mundo en que me encuentre cuando siento el olor de los eucaliptos, estoy en Adrogué. (…) Y luego, en ese mismo hotel «La Delicia», un gran salón de espejos. Sin duda me miré en aquellos espejos infinitos. Muchos argumentos, muchas escenas, muchos poemas que he imaginado, nacieron en Adrogué o se sitúan en ella.

Siempre que hablo de jardines, siempre que hablo de árboles, estoy en Adrogué; he pensado en esta ciudad, no es necesario que la nombre», recuerda las palabras de Borges, dichas hacia 1981, el portal Oye Borges.

En Data Conurbano nos interesa tu opinión

Deje su comentario aquí
Ingrese su nombre

Lo más leído

Escribir
* Data Denuncia *
Mensajeanos!